Lanzamientos

“Esencia” de Pablo Menéndez (QTV Classics)

Corren tiempos difusos, en los que términos como interseccionalidad, transparencia o identidad se imponen en el discurso crítico de la Academia. Pues, con toda sinceridad, bienvenido sea este discurso, y bien hallado el primer trabajo discográfico del guitarrista asturiano Pablo Menéndez (España, 1992).
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on email

 

Pregunta y respuesta son bien evidentes:

—¿Qué busca usted en un disco que recrea obras de los principales genios españoles de la guitarra, desde el siglo XIX hasta la actualidad?
—La esencia.

Ése es el acertado título de un álbum, producido en 2020, que contiene el espíritu de la guitarra española. Sin artificios. Sor, Pujol y Rodrigo interpretados desde un axioma (y esta vez sí que podemos decir que “verdad solo hay una”): la raíz, el principio de todo, está en el sonido. Y ése es el único discurso válido para describir el trabajo de Menéndez: el sonido de una guitarra española (tapa de abeto) como un verdadero regalo para los oídos: tersura, nitidez, luminosidad y personalidad.

Nos consta que la formación académica de Pablo Menéndez ha sido de alto nivel: Socías, Marchione, Duro o Bernier[1]UPO (22 de julio de 2021). Máster en Interpretación en Guitarra Clásica IV Edición. https://www.upo.es/postgrado/Master-en-Interpretacion-de-la-Guitarra-Clasica/. Pero, como señala José Luis Carmona, “si la creación artística es investigación, la interpretación musical también”. Es decir, se introduce Menéndez en las obras con tal sabiduría y libertad interpretativa, respetando el contexto histórico y estilístico y las tradiciones interpretativas, que advertimos una música no encorsetada, sino pura, que llega al oyente gracias a un magnífico trabajo performativo sostenido en dos pilares:

  1. Una producción esmerada. Porque una gran interpretación, sólida, estudiada “con los ojos cerrados”, perdería alma si en todo el proceso de grabación (desde la toma de sonido hasta la masterización) no hay una atención absoluta al sentido de la obra. O mejor dicho, al producto final que llegará al oyente.
  2. Una gran interpretación “clásica”, obligada a demostrar (una y otra vez) que existe un rango —delimitado por el compositor, eso sí— en el que se puede mover el intérprete. Es por ello que el oyente puede seguir con gran agrado el discurso musical de Pablo Menéndez de forma lineal, gracias a los matices dinámicos en la obra de Rodrigo, la sutileza en Sor, y la necesaria transparencia que requiere Pujol.

El álbum comienza con la Sonata giocosa (1960) y Junto al Generalife (1959), del maestro Joaquín Rodrigo. Después de varias escuchas nos quedamos con ganas de volver a revisarlas. La interpretación de Menéndez evidencia una producción sin crossfades, luminosa y ágil. No habría forma humana de elegir cuál de los movimientos es más dinámico y rico en matices. Pero, si nos obligasen, la quietud del Andante moderato, los rasgueos rodriguescos del Allegro y el lenguaje personalísimo del maestro en su Lento e cantabile / Allegro invitan a la reflexión, a mirar hacia atrás y preguntarse: ¿cómo pudo Rodrigo anticiparse a su tiempo? ¿Por qué nos suena atemporal? Estamos escuchando música española. En esencia.

Tras un rotundo final, oímos la respiración del intérprete, iniciando con un rasgueo puro en Do Mayor… el Andante religioso de Sor, que forma parte de Six airs choisis del’opera de Mozart: Il flauto magico, una obra no muy interpretada en los circuitos académicos. Se trata del Opus 19, editado en París por Meissonier en 1824, el mismo año que finalizó Ludwig van Beethoven su Novena Sinfonía. No vamos a ser ajenos aquí al drama sufrido por Mozart. Si tan sólo hubiese aguantado unos años más… pero “la sociedad vienesa y su propia mujer le dieron la espalda”[2]Elias, N. (2002). Mozart: Sociología de un genio. Barcelona: Península.. Fernando Sor, en el exilio, que entiende bien al malogrado Wolfang, vuelve a La flauta mágica y ensancha el concepto de variación —como forma musical— más allá de los límites que ofreciese una guitarra de concierto construida en la época. Ciertamente, Pablo Menéndez hace honor, con su interpretación, a los esfuerzos de tantos y tantos docentes que cada día se enfrentan al reto de enseñar música del siglo diecinueve desde un enfoque historicista con un instrumento moderno. De nuevo, exhibe el intérprete sutileza, magia, y gran dominio del discurso musical, aplicando sus conocimientos en dirección de orquesta y coro, especialmente a lo largo de seis movimientos que, unidos, constituyen una magnífica interpretación “coral”.

Dicen que Emilio Pujol escribió el método que Tárrega no pudo elaborar en vida. Lo cierto es que escribir sobre Pujol aquí, escuchando a Pablo Menéndez, no tiene ningún sentido. Sólo debemos prestar atención a la dicción del discurso musical en las Tres piezas españolas (1926). ¡Bravo por el fraseo y por la pulsación! De nuevo, se evidencia una excepcional producción técnica que recoge todos los matices. No podemos dejar de mencionar la excepcional época en la que fue editada esta obra: Segovia y Miguel Llobet estaban ya “haciendo las Américas”, y la generosa interpretación de Guajira es toda una consideración de Pablo Menéndez hacia el concepto “música de ida y vuelta”. Es, en suma, toda una celebración de la intensa carrera académica de Pujol: intérprete, musicólogo y compositor[3]CSIC (22 de julio de 2021). Libros CSIC. Edición electrónica. http://libros.csic.es/books_autor.php?aut=%20Pujol,%20Emilio.

Y, hablando de ofrendas, finaliza Pablo Menéndez su álbum con la célebre Fantasía elegíaca dedicada “à la mort de Madame Beslay”. Creemos que hay que reivindicar el homenaje, el tombeau, la elegía, no como un lamento, sino como la celebración de una vida, sublimada aquí en diecisiete minutos llenos de expresión. Fernando Sor se acerca al final de su propia existencia dejando un legado excepcional que sobrepasó el Atlántico, aún en vida[4]Coldwell, R. (23 de julio de 2021) Digital Guitar Archive. Early US editions of Fernando Sor. https://www.digitalguitararchive.com/2021/06/early-us-editions-of-fernando-sor/. Un legado, diríamos, insuperable, junto a su amigo el gran Dionisio Aguado, con quién ofreció su último concierto en 1836, mismo año en que compuso la Elegíaca.

En conclusión, estamos ante un disco de debut sólido que respira autenticidad, y que va dirigido a dos tipos de oyentes: por un lado, el académico —que estudia, escribe, investiga o enseña— podrá tener como modelo el sonido de una guitarra española, interpretado con propiedad por un especialista de reconocido prestigio (no debemos obviar que Pablo Menéndez defiende su cátedra en el prestigioso Conservatorio Superior “Rafael Orozco” de Córdoba, España); y, por otro lado, el público amante de la guitarra y la música, en general, que podrá disfrutar con toda seguridad de un sonido atemporal. Un sonido español. En esencia.

Web oficial: pablomenendezguitar.es

Daniel Vissi García es Director del Conservatorio de Música «Joaquín Turina» de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz (España), Profesor de Música y artes escénicas (Guitarra clásica), investigador independiente y reciente ganador del XIV Premio «Rosa Regás» (Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, España).

Ref.

1 UPO (22 de julio de 2021). Máster en Interpretación en Guitarra Clásica IV Edición. https://www.upo.es/postgrado/Master-en-Interpretacion-de-la-Guitarra-Clasica/
2 Elias, N. (2002). Mozart: Sociología de un genio. Barcelona: Península.
3 CSIC (22 de julio de 2021). Libros CSIC. Edición electrónica. http://libros.csic.es/books_autor.php?aut=%20Pujol,%20Emilio
4 Coldwell, R. (23 de julio de 2021) Digital Guitar Archive. Early US editions of Fernando Sor. https://www.digitalguitararchive.com/2021/06/early-us-editions-of-fernando-sor/

Deja una respuesta

Publicidad
Publicidad
Raiola Networks